Educar el corazón

Decía Aristóteles que educar la mente sin educar el corazón no es educación en absoluto.

Yo estoy totalmente de acuerdo ¿Y tú?

4 thoughts on “Educar el corazón

  1. Y yo también. Esta educación es una causa de desgracias de la humanidad, porque la gente tiene a su disposición alcances científicos pero no tiene madurez para aplicarlos por el bien de todos. Henri Poincaré, un gran matemático y mecánico francés, decía que la ciencia no puede representar el bien o el mal por una razón gramática: todas sus sentencias son narrativas. Creo que tenía razón. Pero sin educar el corazón se usa por el mal.
    Educar el corazón sin educar la mente tampoco sirve, porque a esta gente es muy fácil manipular y lo hacen a menudo.
    La educación harmónica es cuando se educan ambos el corazón y la mente, o es decir, se desarrollan ambos hemisferios del cerebro, izquierdo (crítica, lógica, consciencia de si mismo) y el derecho (intuición, emociones, capacidad de tratar las cosas en un contexto de sentidos multimples).
    Perdonad mis faltas en español.

  2. Esta tarde, leyendo en casa con Gonzalo, ya un poco tarde, me mira con cara cansada y me dice: “mamá, es que mi corazón no está preparado para aprender a leer…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s