En la clase de al lado

El pasado martes 2 de abril se celebró el día mundial de concienciación sobre el autismo. En nuestro colegio había muchos globos y flores azules. Todo el profesorado venía con camisetas del mismo color. Por fin nos enteramos, era un día muy importante para algunos de los compañeros y compañeras que estudian en nuestro colegio con la seño Magdalena. Así que,  fuimos invitados a su clase para ver un vídeo de una niña que le ocurre lo mismo que a nuestros amigos. Allí vimos el Viaje de María.

La seño Magdalena nos explicó que  las personas autistas tienen características comunes pero cada una de ellas es diferente. Los niños y las niñas van a la escuela como nosotros y necesitan aprender con unas ayudas especiales porque les cuesta entender lo que hacemos todos los días, les cuesta hablar y pedir lo que quieren. Así que, la seño Magdalena, les enseña con unas agendas que tienen fotos y muchos dibujos. De esa forma se comunican mejor y lo entienden todo.

A pesar de todas sus dificultades, al igual que a nosotros, a los niños y niñas autistas les encanta pasárselo bien y por eso entre todos podemos enseñar y ayudar a expresar lo que desean. Cada uno de nosotros es un “pequeño profesor” pues día a día compartimos nuestro tiempo con ellos, comunicándonos y queriéndolos. Seguramente ellos también nos quieren a nosotros.

collagepost

2 thoughts on “En la clase de al lado

  1. Mariajosé, voy a contar una cosa personal (lo que me cuesta) con la esperanza que sirve a alguien. Mi sobrino es autista, tiene la forma más grave y no habla ya siendo adolescente. Vive en EE UU. Al enterarse en lo que le pasaba, mi hermana hizo todo para mejorar la situación pero solo tuvo un exito relativo. Hay muchas causas de autismo distintas, pero resultan en dañar ciertas zonas del cerebro. Puede ser un trauma del parto o cualquier otra cosa. En el caso de mi sobrino por lo visto las vacunas excesivas (en EE UU le vacunaron en contra 25 viruses) con mercurio han roto su sistema inmún y los viruses le dañaron el cerebro. Alguna gente tiene pequeñas variaciones genéticas (como mi sobrino, lo mostraron los analisis) y no pueden echar bien los metales pesados, a estos niños les puede dañar lo que no hace tanto daño a los otros. Antes a esta gente no les pasaba nada especial porque la situación ecológica era distinta y nadie hacia vacunas excesivas con mercurio. Fue demasiado tarde cuando conocieron la razón probable y ya no han podido ayudarle mucho porque el daño fue casi irreversible. Quizás a alguien de los alumnos de Magdalena les servirá esta información. Quizás merecería la pena hacer el analisis de metabolismo de microelementos (en 90% de los casos mercurio no aparece en los analisis directos pero rompe el metabolismo de microelementos esenciales) y, si hace falta, tomar la medicación correspondiente o al menos antioxidantes (vitaminas E, B, C, selenio, magnesio, zinc), glicina etc. – lo último no hace daño a nadie, evitar metales pesados (las vacunas hay con ellos y sin ellos). Lo malo es que en los mares en últimos trenta años echaron mucho mercurio y los peces y animales del mar como calamares etc. lo concentran y se han convertido en la comida peligrosa, aunque antes era lo mejor de todo. En particular atún tiene mucho mercurio y de ninguna manera no deberían darlo a los niños y menos a los niños con autismo. (No sé donde en Españá hay un control de mercurio que contiene el pescado y los mariscos. Quizás lo sabrán la gente del ayuntamiento que explicaban cosas sobre la alimentación sana.)

    Me parece muy bien que a los niños enseñen que hay otros niños con problemas y hay que ayudarles en lo que puedan y no extrañarse demasiado. Quizás deberían los niños sanos regalar algo a los autistas también. Solo hay que hacerlo con mucho cuidado porque aunque los autistas muchas veces aceptan mejor a los niños de su edad, si son pacíficos y tienen tacto, que a los adultos, de todas formas normalmente no quieren interaccionar, pueden asustarse y sobre todo el ruido o demasiada gente les puede asustar. (Algunos tienen muy alta sensibilidad a los sonidos, luz, tocamiento etc.)

    Mi amiga, que vive en Israél, tenía una hija autista y ahora la niña se recuperó completamente a pesar de lo que escriben en los periódicos. Solo es un poco tímida pero nada más. Iba a una escuela especial donde les enseñaban y desarrollaban de una manera muy suave e individual. Muchos conocidos de mi hermana también han tenido esta suerte de ver sus hijos recuperados. Deseo mucho que lo mismo pase a todos los alumnos de Magdalena. Tu decides si merece la pena pasarle lo que escribí aquí. Perdoname mis faltas en castellano.

    • Elena, tu experiencia personal ayudará a muchas personas. Sin duda, es muy interesante. Le pasaré el enlace a Magdalena por si quiere difundirlo entre las familias de su alumnado.
      Muchas gracias por tu comentario.
      También tendré muy en cuenta lo que comentas sobre la alimentación infantil.
      Por último, entendemos perfectamente tu castellano. Sinceramente, ya me gustaría a mí expresarme en ruso como lo haces tu en nuestra lengua.
      Gracias nuevamente Elena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s