Sweet Moments

¿Recuerdas? Apenas levantabas un palmo del suelo, el baby te quedaba largo y llegabas con timidez los primeros días. La mañana se te hacía larguísima fuera de casa, que lugar tan extraño. ¡Un aula! No es el salón de mi casa donde están padres, abuelos, hermanos. No es tu cuarto donde están los juguetes y apoyas la cabeza en la almohada buscando el sueño.

A veces también tenías sueño, pero no había camas… y te habían salido de pronto 23 hermanos y hermanas de distintas nacionalidades. Y una mujer que no es tu madre y te “empuja” a hacer cosas continuamente.

¡Qué extraño todo!

Pero vino el tiempo a ayudarnos y nos fuimos conociendo poco a poco, nos fuimos haciendo amigos a base de colaborar, jugar, interpretar, observar, aprender en definitiva.

Aprendimos palabras de todas las iníciales y pusimos las más bonitas en un árbol. Descubrimos que hay libros en las estanterías llenos de historias que se pueden compartir en la alfombra.

Nos adentramos en la Historia y fuimos guerreros y damas medievales. Hicimos collages, mosaicos…agotamos mil colores ¿Recuerdas tus manos pegajosas?.

elcastillo4años

Y las tertulias… Qué buenos momentos hilvanando conversaciones, aprendiendo a escuchar, a construir pequeños relatos.

Y aprendimos que la vida puede ser un juego que contiene mil vidas por interpretar. Hoy eres la panadera, mañana el rey, pasado la madre o un humilde herrero.

Se abrieron las puertas del aula y vinieron a vernos el artista, el policía… y el papá de … que nos llevó por un túnel secreto a visitar los museos del mundo. Que caras más atentas, qué ganas de conocer. Quisimos conocer Europa haciendo nuevos amigos de Bulgaria, Grecia… con los que compartimos cuentos y regalos. ¿Recuerdas cómo se llamaba el lazo que llevamos en la muñeca?

Jugamos con la geografía y descubrimos que pertenecemos a Andalucía. ¡Bonita tierra!. Un poco de sal, un hilo de lana y tuvimos el mapa en nuestras manos. Luces, cámara y acción, todos a rodar. Qué bien lo pasamos y encima nos premiaron. Qué gran banquete nos dieron en el Parlamento aunque algún sueño y algún bostecillo se nos escaparon.

Dije aula al principio, pero es un aula o es un Museo?. Yo he visto cuadros por todas partes y pintores, vigilantes, turistas…

Plis, plas, he dicho museo?. Rápido un autobús, que nos vamos al Museo de Bellas Artes. Oh un huevo, para qué sirve este huevo? ¡Que se calle esa mosca! ¿Alguien ha visto dónde está?

visitamuseobellasartes1

¿Autobús? ¿He dicho autobús?. Todos a bordo que nos vamos de viaje a la Sierra Norte. Cerrad los ojos y abrid las fosas nasales que vamos a descubrir el mundo con el olfato.

¿Viaje? He dicho viaje?. Rápido que alguien baje el libro de Julio Verne de la estantería que nos llama Phileas Fogg. ¿Una momia? No pasa nada que nadie se asuste que estamos en Egipto. ¿Volvemos? Coged las maletas que vamos de regreso, las madres lo merecen. Un regalo y rápido, preparad los pasaportes que hacemos checking en Raza’s Airport

Lo pasamos tan bien, que los padres sintieron envidia y quisieron también jugar. Es bonito ser padres volviendo a ser un poco niños.

Fuimos creciendo, el baby comienza a quedarnos pequeño . Llega otra etapa, el viaje continúa, hay que seguir descubriendo el mundo.

Yo me quedo en esta estación un poco triste pero contenta de haberos conocido. Me pregunto, ¿Quién se acordará de estos días?. ¿Te acordarás tú?

 

Vuestra compañera de viaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s